Era la Noche de Año Nuevo, hace apenas dos días. Cenaba con mi familia cuando recibí la noticia de que Adrián iba camino al hospital para recibir su nuevo corazón. Lloré de alegría.

 

Adrián me había escrito esto unas semanas atrás: “Aún hoy no estoy saludable. El desafío continúa. Se acerca mi oportunidad para el trasplante y quién sabe qué me depara el futuro. Lo que sí es importante, es que me encontrará preparado para lo peor y listo para lo mejor”.

 

Adrián fue diagnosticado con deficiencia cardíaca severa hace varios años. En febrero del año pasado (2015), Adrián y yo comenzamos a trabajar juntos para desarrollar Rosa es Rojo. Adrián no solamente era y es mi coach; Adrián se ha convertido en un gran amigo y compañero de mis emprendimientos.

 

Esta entrevista de #SuperVivencia la estaba guardando para próximas semanas. Sin embargo, quiero lanzarla ahora. ¡Ahora que Adrián está en terapia intensiva y recuperación tras casi 12 horas de cirugía para recibir su nuevo corazón! Estoy segura que si todos nos unimos en oración y pensamiento, Adrián estará mejor que nunca.

 

Adrián es un claro testimonio de perseverancia, constancia y AMOR a la vida; es ejemplo de la buena mezcla de los enfoques convencionales de medicina, y de los alternativos o complementos, como la medicina china y homeopatía.

 

Adrián, te esperamos con ese corazón nuevo, listo para amar más y compartir más. ¡Tu deseo por continuar “viendo el queso a la tostada” es ya una realidad!

 

¡Feliz por ti! 

  1. ¿Qué significa para ti haber vivido la experiencia de estar enfermo, al grado de que tu vida estuviera en mucho riesgo?

Aunque no he vivido la experiencia directa del cáncer, si he experimentado la cercanía de mi muerte. Creo que puedo decirte, que ha incrementado mis deseos por vivir plenamente, cada día de lo que me resta de vida.

 

  1. ¿Cómo era tu vida a la hora de que te diagnosticaron tu padecimiento del corazón? En términos de salud, estrés, alimentación, ejercicio, emoción.

Mi vida es y fue siempre intensa, con muchos deseos de verle “el queso a la tostada”, como decimos en Venezuela. Aprovechar cada día, para aprender y disfrutar. Mi salud era muy buena y me cuidaba bien, aunque el sobrepeso no lo atendía con el cuidado necesario. Bajo estrés, buena alimentación, ejercicio frecuente y mucho cuidado a mis emociones, buscando fueran sanas y poderosas.

 

  1. ¿Qué cambios has hecho desde que supiste de tu diagnóstico?

Mi vida dio un vuelco con mi diagnóstico final de deficiencia cardíaca severa. Mis limitaciones han ido creciendo y llegó un momento en que no pude ni moverme. Ahora estoy mucho mejor. Activo e inquieto.

 

  1. ¿Alguien más a tu alrededor se ha sumado a tus cambios? ¿Cómo lo han tomado?

Toda mi familia ha vivido mi experiencia. Mi amada esposa Iris y sobre todo nuestros dos hijos, Andrés Miguel y Alexander Daniel, han visto complicada su existencia. Me han acompañado de una manera total, entregados a mi cuidado y amorosos en todo momento.

 

  1. ¿Qué camino recorriste para estar hoy saludable? Platícame de tus tratamientos, doctores, prácticas, hábitos.

Aún hoy no estoy saludable. El desafío continúa. Se acerca mi oportunidad para el trasplante y quién sabe qué me depara el futuro. Lo que sí es importante, es que me encontrará preparado para lo peor y listo para lo mejor.

 

  1. ¿Haces algún tratamiento alternativo? ¿Cómo lo decidiste? ¿Cuáles son?

Hago uso de todo lo que la medicina homeopática, tradicional china o cualquier otra alternativa seria puedan ofrecerme.

 

  1. ¿Qué haces hoy para SuperVivir?

Me dedico a contribuir al aprendizaje de otros y a compartir lo que voy aprendiendo y viviendo.

 

  1. ¿Recuerdas algo chistoso o fuera de lo común que te haya pasado durante este camino de SuperViviencia? ¿Me lo platicas?

Creo que mis impertinencias me han divertido y también a algunas otras personas. También he avergonzado a más de uno.