Hace un par de semanas fuimos a cenar mi esposo y yo a un restaurante y pedimos un “side” de coles de bruselas con calabaza (butternut squash). Nos encantó. Así que me propuse hacerlo por mi cuenta. ¡Justo es la temporada de calabazas!

Les comparto algunos beneficios de las coles de bruselas y calabaza. Pueden leer más aquí:

  • Coles de Bruselas: con propiedades anti-cáncer y anti-inflamatorias
  • Calabaza: alta en anti-oxidantes y con propiedades anti-inflamatorias

Algunos amigos que probaron este platillo, al que agregué nueces y arándanos, me pidieron la receta.

¡Resulta que cocino SIN recetas! Generalmente cocino sin seguir recetas. Así es que haré mi mejor esfuerzo por compartirles el “paso a paso” de cómo preparar este delicioso y nutritivo plato de vegetales al horno. Aquí va….

Ingredientes:

  • 1 calabaza mediana (Butternut squash)
  • 20-25 coles de bruselas
  • Ajo fresco picado finamente (¿Cuánto? Depende del gusto de cada persona. Yo utilicé 5 dientes grandes de ajo)
  • Aceite de oliva
  • Sal del HImalaya, al gusto
  • Pimienta negra, al gusto
  • Jengibre en polvo, al gusto
  • 1 taza de nueces (walnuts), piñones u otra que te guste (puedes agreagar más o menos de la cantidad indicada, al gusto)
  • 1 taza de arándanos secos (puedes agreagar más o menos, también al gusto)

* De preferencia busca ingredientes orgánicos. 

Tiempo de preparación:

  • 60 minutos

Modo de preparación:

1. Las coles de bruselas. Lávalas y desinféctalas bien. Colócalas en una charola, encima de papel parchment. Agrega (rocía) aceite de oliva, sal del Himalaya y pimienta negra. Calienta el horno a 400 F. Deja las coles por 30 minutos en el horno, o hasta que estén suaves y un poco tostadas en la capa exterior.

2. La calabaza (butternut squash). Con un buen pelador de frutas y verduras, quita la cáscara:

Parte la calabaza a la mitad, como se muestra en la siguiente foto. Limpia las semillas (puedes guardarlas para luego hacer semillas de calabaza en el horno, o desecharlas).

3. Parte la calabaza en cubos o pedazos pequeños. No tienen que ser uniformes 😉 En una charola con papel parchment coloca los cubos o pedazos pequeños de la calabaza. Rocía aceite de oliva, sal del Himalaya, pimienta negra. Agrega encima el ajo picado finamente y jengibre en polvo (toma en cuenta que jengibre tiene un sabor fuerte).

4. Coloca en el horno a 400F por 45 minutos, o hasta que la calabaza esté suave y un poco tostada en la parte exterior. (Las coles de bruselas suelen estar listas unos 15 minutos antes que la calabaza).

5. En un tazón grande mezcla las coles de bruselas, con la calabaza. Justo antes de servir, calienta un poco esta mezcla de coles y calabazas; usa el horno convencional de preferencia. Una vez caliente y justo antes de servir, agrega la nuez/piñones y los arándanos secos.

¡A disfrtuarlo! Y como me gusta improvisar, la próxima vez que prepare estos vegetales creo que voy a aventurarme agregando un poco de queso de cabra. ¡Ya les contaré!

¡Feliz Día de Gracias!