….y para acabarla de amolar, cáncer de uña del dedo gordo del pie izquierdo.
La mayoría de los supervivientes de cáncer encaran una realidad que se llama «posibilidad de recurrencia». That sucks. 
Si lo eres, o vives cerca de algún superviviente, sabrás que es relativamente fácil pensar (y sentir) que el cáncer puede estar por todos lados del cuerpo. ¡Hasta en las uñas! (Es un decir).
Ahí les va un poco de lo que me han compartido otros supervivientes y que personalmente me ha tocado vivir:
a) Si tosemos, puede ser cáncer de pulmón
b) Si nos duele un tobillo, muñeca, hombro, ¡ya se nos fue a los huesos!
c) Si estamos estreñidos o tenemos diarrea, puede ser cáncer de colón
d) Si nos duele la cabeza, ¡Dios nos libre de un tumor en el cerebro!
e) Si presentamos una terrible dermatitis o salen lunares nuevos, puede ser que ya esté en la piel
f) Si un ganglio se inflama…
g) Si te salen moretones…
h) Si bajas de peso….
i) Si subes de peso….
j) Etc., etc., etc…..